Fiodor

Es hermoso indignarse,

dijo Fiodor.

Es tan bella la ira,

el brillo en los ojos

de rabia

y la pasión furibunda.

La nariz hinchada,

los labios firmes,

las manos tensas,

el cuello rígido.

Besaría cada huella

que el amor dejó en tu piel.

Besaría tu impotencia,

el hueco

de lo que te arrebataron.

Quiero entrar

por las grietas

a tu alma.

Quiero apaciguarte

con solo rozarte

o quizá…

Quizá jugar contigo.

Enfadarte aún más

hasta que vayas a estallar,

¡tan hermoso,

fuera de ti mismo,

tan vivo!

Y entonces reír.

Reírme de felicidad

al saber que he sido yo

-¡yo!-

quien ha provocado

el juego.

Necesito

tanto

verte.

Necesito

tanto

enfadarte.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s